Maratón de Praga 2016- Guia riojana en Praga

 

(8 de Mayo de 2016- Miren Idoia Fernandez Vila)

 

La carrera.
Todas las carreras/pruebas, largas o cortas tienen algo de especial, por que las vivo con gran intensidad. Ver a tanta gente luchando con uno mismo, disfrutando/sufriendo con algo en común siempre me emociona.
Este maratón también ha sido especial, con el dejo atrás mi paso por Alicante y vuelvo ya definitivamente a Logroño. Tenía muchas ganas de encontrarme con Fer, y mis amigos Ricardo Lopez Ramirez y Charo, Eugenio Rodriguez, Gregorio Ascacíbar Soriano y Tomás Alba Millán. Tenía ganas de volver hablar de tiempos, carreras, proyectos, lesiones. Tenía ganas de estar como en casa.
He venido a Praga con mucho ¿miedo? mejor dicho respeto a la maratón. Con mi lesión de rodilla durante seis meses, sólo he realizado bicicleta, y lo poco que he corrido desde enero han sido, las medias de Santa Pola, Torre Vieja y Elche, ninguna tirada larga más y muy pocos kms, entre medio. Pero si que han sido muchas las ganas de correr y la ilusión de compartir la maratón con los amigos y Fer.
En la carrera , mi maratón comenzaba a partir de los 21 kms. Todo fue un interrogante porque no sabia como iba a responder la rodilla y el piramidal. Lesión provocada por el paso de la bicicleta a la carrera sin haber fortalecido más el femoral. La verdad es que me vi bien, muy bien. El interrogante pasó a la exclamación cuando a falta de unos 15 kms, vi a un corredor ciego con su guía con camisetas que decian que eran Españoles. Allí fui yo, a saludarles y hacer mas amenos unos kms más. Pero mi sorpresa fue más grande cuando el guía sin más, me pasó la cuerda que une al ciego con el guía. Sin parar de correr miro para atrás y veo al guía quedarse atrás y atrás con cara de sufrimiento por calambres como más tarde me enteré, que iba arrastrando desde el km, 20.
¿Y que hago yo? si dudaba de poder terminar. Que responsabilidad.... Menudos dos golpes se dio Rafa, así se llama mi nuevo amigo, al principio por mi falta de conocimiento en esto de guiar. Es cierto que pensé que en menudo embolado me había metido, por que claro yo iba con mi procesión por dentro. Pero bueno le di un cambio de tuerca y pensé ...lo conseguiremos. Deciros que ha sido una experiencia increíble, le pedí que me enseñara lo que el necesitaba, como actuar, como comunicarnos. Me concentré mucho, para no confundir izquierda y derecha, en visionar lo que yo tenía delante y lo de el.....aún así aunque me concentré todo lo que pude, más de un tropiezo se llevó Rafa.
Fueron pasando los kms, con mucho optimismo, ni acordarme de mis lesiones, quería que Rafael llegase a meta. Pisar la alfombra azul fue inolvidable, los últimos metros brazos en alto, chillando de emoción, la gente aplaudiendo. Un gran abrazo seguido de otro y otro, fue nuestro premio. Lo habíamos conseguido. Ahora tengo un amigo nuevo se llama Rafa Ledesma de Vitoria, miembro de Montañas Solidarias, que con los logro de personas discapacitadas en la montaña, recaudan fondos para gente más necesitada.
Y en confianza no sólo yo le guíe a la meta, el me ayudo a terminar. Gracias Rafa, en Logroño tienes una amiga.


Foto de Miren Idoia Fernández Villa.

TransAlpine Run 2014

                                            

                                   CARRERA SOÑADA, CON SUFRIMIENTO TERMINADA

Del 30 de Agosto al 6 de Septiembre

(Miren Idoia Fdez. Villa)

 

8 Etapas corriendo en parejas por los Alpes. Alemania, Austria e Italia. 30 de agosto al 6 de septiembre.

 

Por delante 293 Kms. con 13.733 mts, desnivel positivo.

 

1ª Etapa: 48,7 km. 1.539+ 1.543 -

2ª Etapa: 49,2 km. 1.819+ 1.601-

3ª Etapa: 43,3 km. 1.997+ 1.420-

4ª Etapa: 31,5 km. 1.796+ 2.383-

5ª Etapa: 6,78 km. 1.086+

6ª Etapa: 38,5 km. 2.289+ 1.966-

7ª Etapa: 41,8 km. 1.950+ 2.000-

8ª Etapa: 33,4 km. 1.269+ 1.104-

          Necesitaba un compañer@, para participar en esta carrera tantas veces soñada. Cuando Fer me animo y me dijo que el haría equipo conmigo… fue una explosión de alegría. Poder participar en la Transalpina, correr por los Alpes y encima con la persona que quieres.  ¿Qué más se puede pedir? Empecé a sentir esos nervios en el estómago que tanto me gustan. Empezamos a planear entrenamientos,  estudiar  los perfiles, hacer planes…. ¡Cuánto disfrutamos organizando y pensando en la prueba! Queríamos disputar la carrera en la modalidad  de equipos mixtos. ¡A por todas, al 100%!. Ánimos, fuerzas y ganas no faltaban.

          Una rotura de menisco mes y medio antes, hizo ensombrecer las ilusiones puestas en esta carrera. El día anterior al viaje, me hicieron el preoperatorio. Al día siguiente de volver de los Alpes me operaría. Sabía que podía terminar la carrera, ¿pero aguantaría la rodilla 8 días, acumulando kilómetros y desniveles? Ahora nuestro objetivo era terminar las 8 etapas, para ser Finisher. Sabía que no podía disputar la carrera, pero tenía tantas ganas de disfrutar  con Fer. Lo único que sabía con seguridad  es que quería participar  y como fuera terminar cada etapa. Queríamos ser  Finishers.

         Los dos primeros días fueron terribles. Duros por la meteorología. Lluvia y mucho frío.  No disfrutamos. Sufrí mucho en las bajadas por la cantidad de barro. Retenía mucho para no cargar la rodilla mala y como suele pasar, cargué mucho la otra pierna. El gemelo bueno daba signos preocupantes. Se generó una contractura que arrastré durante toda la semana y que fue aumentando con el paso de las etapas. El tercer día tuvieron que acortar la etapa 4 kms. Había nevado y era peligroso pasar por el collado. En la 4ª etapa, nos granizo y nevó. La bajada se complicó por la nieve. Una etapa muy divertida. El quinto día km. vertical. En el 6º día es cuando empieza la carrera de verdad. Cuando los cuerpos están cansados  y las lesiones, uñas y ampollas comienzan a hacer estragos entre la gente. Yo me siento pletórica y con muchos ánimos. Me he acostumbrado a las molestias. Forman  parte de mi. Entre Fer y yo hay mucha energía positiva y mucha fuerza interior. El séptimo día durísimo. Otros dos picachos con sus grandes bajadas. Lo tenemos tan cerca,.. Los kms. pasan  rápidos y  por fin llega la última etapa. La mejor en cuanto a paisaje y meteorología, pero durísima por ser la última.

          Se te rompe el corazón, cuando ves a gente, desde el primer día retirarse de la prueba con lágrimas en los ojos. Me pongo en su lugar y los entiendo perfectamente. Nos ha costado tanto llegar hasta allí. Tantas ilusiones, tantos entrenamientos y tener que retirarse……. Lo que no imagine es que el último día fuera yo la que lloraría.

          La última etapa fue la más dura para mí. Dormí toda la noche con las piernas en alto como las dos noches anteriores y con la esperanza de que se me bajara el hinchazón. Sin embargo, desperté ya preocupada. Me pesaba la pierna. Tenía dos kilos de más. Gran contractura en el gemelo, edema y retención de líquidos. Eso me dijeron en el servicio médico. Pero allí estaba, en línea de salida, con la misma ilusión que el primer día. En el primer kilómetro, me desmoroné. Vi que no podía correr, que  me pesaba la pierna. La rabia contenida durante toda la semana  por  no haber podido dar el 100%, salió. No podía dejar de llorar. Por primera vez en toda la semana, pensé que tenía que retirarme.

          Bastó que un cámara de TV, que iba en moto, viera mi estado,  llorando y cojeando, apoyada en Fer, para querer plasmar el drama en la memoria de su cámara. Cuanto más filmaba, más lloraba. No podía parar. Me dio tanta rabia que me filmaran así, que no sé de donde saqué tanto orgullo, y decidí que  iba a terminar, aunque fuera arrastras. Ese día hizo un sol maravilloso. El mejor día de la semana. La etapa se desarrollaba en el centro de los Dolomitas. Un paisaje impresionante. Haciendo cálculos de ritmos, sabíamos que aunque fuera andando a paso rápido podíamos terminar dentro de los tiempos marcados por el control de la carrera.  Cambie el chip y fueron pasando los Kms. En la subida me enganchaba a Fer de su mochila. En la bajada  Fer, fue mi apoyo, mi bastón y veía las estrellas cada vez que tenía que dar una zancada larga. Me tendía su mano y bastaba una mirada suya para sacar fuerzas y seguir adelante ¡ éramos un equipo!. Los kilómetros fueron pasando. Veíamos el final cada vez más cercano y el corazón comenzó a galopar al ver la meta con el arco amarillo. Una gran emoción se apodero de los dos. Allí estaban  nuestros amigos  canarios, catalanes, extremeños y andaluces. A 10 mts, de la llegada, sentí dos calambres en el gemelo que casi me hicieron, caer. Oí al speaker decir:” Idoia, 10mts. 9 mts. 8 mts….”. Entré con la pierna casi arrastrando…. pero que emoción, cuantos abrazos, cuanto cariño, de todos los amigos que hicimos.  Ver a Fer emocionado…. Jo, me emociono solo de recordarlo. El abrazo de Fer, en la llegada, fue tal y como lo había imaginado durante toda la semana. Fue nuestro premio, el mejor. Lo habíamos conseguido juntos.

          Cada uno de los que hemos participado, sabemos lo que hemos sufrido y vivido en esta carrera y terminar la Transalpina, es un verdadero orgullo. Todos nos felicitamos.

          Hemos sufrido en esta carrera, pero hemos terminado. De 350 equipos, la mitad hemos acabado. No puedo decir que ha sido una carrera maravillosa, porque los paisajes no han sido los esperados, ni la organización, ni los avituallamientos han estado a la altura. La meteorología no la crítico, porque la montaña es así y sabes a lo que te enfrentas. Pero las 18 horas de viaje de ida y vuelta, estos 10 días compartidos con Fer y la experiencia vivida, no la cambio por nada.

          Este tipo de carreras, todavía me confirman más, que todo está en la mente. Querer es poder. Todavía no sabemos de lo que somos capaces. El pensamiento positivo es lo más importante. Y de eso nos sobra.

           Gracias Fer, mi compañero, mi vida. Te quiero.

 

P.D.- A día de hoy ya estoy operada del menisco, casi recuperada. Y con muchas ganas de volver a la actividad.

 

 

La TransGranCanaria 2013

Un sueño hecho realidad

Sábado, 3 de marzo de 2013

(Idoia Fdez. Villa)

La Transgrancanaria, incluye 4 carreras de montaña de 24 kms, 42 kms, 83 kms, y la prueba reina de 119 Kms, con 7500 mts. de desnivel positivo.

Esta X edición generó gran expectación en la prensa y en medios de comunicación, por la carta de estrellas que acudirían al evento, Miguel Heras, Marco Olmo, Marta Prats, Esther Fernández, Sebastien Chaisne, Nerea Martínez, Zigor Iturrieta...

 

Leer más...

II Subida al Monte de la Pila

Empezando bien el año

1 de enero de 2012

(Tomás Alba)

Mañana soleada y algo fría, de nuevo comenzamos este año como lo hicimos el año anterior: reuniéndonos a las 11 de la mañana para subir al Monte La Pila.

Este año se puede decir que hemos tenido un éxito de participación pues hemos conseguido casi duplicar el número de corredores con respecto al año pasado; el dinero gastado en publicidad ha merecido la pena. Tras hacernos las fotos de rigor y felicitarnos el año nos ponemos manos a la obra, algunos llevaban botellas de cava, otros polvorones , otros bombones para dar buena cuenta de todo en la cumbre del monte, alguno se había traído hasta los petardos que le sobraron de la noche anterior y nos ha “amenizado” todo el recorrido...

Leer más...